> Biografía Eddie "The Head" (Iron Maiden)

I´m the beast!!


Una de las portadas más famosas de Iron Maiden
refleja de alguna manera el poder de Eddie "The Head"
En el que un juego de marionetas en cadena representa como
Eddie maneja al diablo y éste a su vez maneja al hombre.
Eddie, cuyo nombre completo es Eddie the Head o Edward the Head es el icono de la banda británica de heavy metal Iron Maiden. Es un personaje antropomórfico que aparece en todas las portadas de los diferentes álbumes de la banda, así como en sus actuaciones en directo. Derek Riggs se basó en una propaganda de guerra publicada durante la Guerra de Vietnam.

El nombre de "Eddie" surgió de un chiste que circulaba por el East End de Londres: "Una mujer tuvo un hijo que sólo tenía cabeza; el médico le dijo a la madre que no se preocupara, que en cuestión de unos años conseguiría un cuerpo. Cinco años más tarde, el día del cumpleaños del niño, entró su padre en la habitación donde estaba Eddie y le dijo: "Hijo, hoy es un día muy importante y te traigo un regalo". Eddie contestó: "¡Oh no, no me digas que es otro sombrero!".

Portada del disco "Sanctuary"
Empezó fuerte nuestro amigo Eddie.
El Eddie diseñado para la carátula del sencillo "Sanctuary" trajo la primera censura para Iron Maiden: Eddie aparecía con un cuchillo tras haber apuñalado a Margaret Thatcher por haber arrancado un póster de Iron Maiden de la pared. La carátula fue censurada en el Reino Unido, pero no en el resto de Europa. Iron Maiden se tomó su particular venganza en la portada del sencillo "Women in Uniform" (del segundo álbum "Killers") en la que aparecía de nuevo Margaret Thatcher armada con una ametralladora esperando tras una esquina a Eddie, el cual viene tomado por dos mujeres. Esta nueva portada fue criticada por asociaciones feministas y Iron Maiden fue tachado por las mismas de machistas. Otra vez hubo problemas con otro cartel de Eddie: tras la famosa actuación de Ozzy Osbourne en la que arrancaba de un mordisco la cabeza de un murciélago, se diseñó un dibujo en el que Eddie aparecía arrancando la cabeza de Ozzy, lo cual no fue bien recibido por el "Madman" y se tuvo que retirar el cartel.

Pensad que corrían mediados
de los '70
Eddie aparecía en todos los conciertos de Iron Maiden, incrementando gira tras gira su tamaño de forma considerable, llegando a medir varios metros. Para los primeros discos de la banda, Eddie se adaptaba a las portadas de los discos, pasando a vestirse de loco en "Piece of Mind", con la camisa de fuerza, cadenas y cabeza rapada; de momia en "Powerslave" o de aviador de la Segunda Guerra Mundial para el sencillo de "Aces High". El tamaño de Eddie para las giras americanas era ligeramente superior al presentado en las giras europeas, por problemas de espacio en estas últimas.


Para la gira de "The World Piece Tour" Eddie mide 4 metros y en la última actuación de la gira, en Dortmund, fue "asesinado": Murray lo golpeaba con la guitarra y Dickinson le arrancó el cerebro. Pero no todas las cosas que le ocurrían a Eddie estaban estudiadas, así durante el "Monsters of Rock '80" en Bélgica, la bomba de humo que había en la boca de Eddie explotó de tal fortuna que su cabeza salió volando hasta el otro lado del escenario, afortunadamente sin impactar en nadie.

Pero el cambio más radical lo sufrió en los siguientes discos, al igual que lo hizo la música de Iron Maiden. En 1986 Eddie se convertía en una especie de cyborg futurista para la portada de "Somewhere in Time" y más aún en "Seventh Son of a Seventh Son" donde aparecía solamente el torso y la cabeza abierta por la mitad. A partir de aquí, la calidad de los dibujos de Eddie se fue deteriorando. En 1990, para el disco "No Prayer for the Dying", aparecía un Eddie de nuevo con el cuerpo entero y melena, pero no tenía la misma calidad que los anteriores. Quizás el único dibujo de la época que más fuerza tenga sea el del sencillo "Bring your Daughter... to the Slaughter".


Debido al descenso en la calidad de los dibujos de Derek Riggs, Iron Maiden decidió que el dibujante de la carátula de su nuevo disco ("Fear of the Dark") fuese Melvyn Grant. El diseño de Melvyn fue un poco extraño: Eddie era una especie de troll que se mezclaba con la corteza de un árbol muerto, y a muchos fanes de la banda este dibujo les disgustó.

Considerado uno de los mejores discos de la historia del Heavy Metal, Fear of the dark cuenta con una
portada que en un principio no caló como se esperaba entre los fans de "la Dama", pero con
el paso del tiempo y gracias a la calidad del disco, ésta portada es un clásico. 

A partir del lanzamiento de "The X-Factor", ya con Blaze Bayley como vocalista, el diseño de los Eddies cambia drásticamente. Las carátulas presentan a un Eddie dibujado por computadora por Hugh Syme, tanto para el disco como para los sencillos. Los Eddies de esta época están exentos de la personalidad que Derek Riggs imprimía a sus diseños en discos anteriores. Sin embargo, el "Best of the Beast" devolvía la esperanza a los fanes, pues era de nuevo Derek quien dibujaba y lo hacía con una portada en la que aparecían juntos los más famosos Eddies diseñados por el mismo, y por ende de la historia de Iron Maiden. Tras esto, las esperanzas para el siguiente disco ("Virtual XI") eran grandes, pero finalmente la banda se decidió por un diseño, otra vez, de Melvyn Grant, aunque Derek Riggs dibujó las carátulas de los sencillos, como "The Angel And The Gambler". En el 2000 se volvió a confiar en Derek Riggs para la portada del álbum de regreso de Bruce Dickinson y Adrian Smith: "Brave New World". El Eddie de esta carátula es un tanto rara, se trata de una cara formada por las nubes que surgen sobre un Londres futurista. Ninguno de los diseños de Derek convenció a Steve Harris para el sencillo "The Wicker Man", debido a la falta de fuerza y garra de los mismos, y la relación Iron Maiden/Derek Riggs se rompe definitivamente tras este disco.


El nuevo disco de la Doncella, "Dance of Death" trae de nuevo un Eddie diseñado en 3D y un tanto carente de fuerza, aunque tampoco es el peor de la historia de la banda. Quizás la portada del DVD "The Early Days" a finales de 2004, devuelve la fuerza de los primeros Eddies de Derek Riggs, con unos Iron Maiden empeñados en volver a su gloriosa época del "The Number of The Beast" y del "Piece Of Mind". Su siguiente disco, "A Matter Of Life and Death", nos lleva al arte de Tim Bradstreet, portadista de comic, conocido por sus aportaciones al universo de "Hellblazer" y "Punisher".

A ver, para los que no lo tengáis claro,
Eddie es el que está sobre el tanque...
Los demás son coleguillas.
La portada de este disco nos devuelve a un Eddie más clásico aunque, todo hay que decirlo, con una presencia mas discreta que en otras ocasiones. En Agosto de 2010 se verá publicado el nuevo álbum de estudio de Iron Maiden, "The final frontier", que nos presenta la mas agresiva renovación del personaje en todos sus años de vida.

Dibujado de nuevo por el ilustrador Melvyn Grant, el cual ha llevado el diseño de Eddie al terreno de la mas pura ciencia-ficción, presentándonos al personaje como un ser de otro planeta. Aún respetando las directrices más características del personaje (forma de ojos, nariz...) el cambio es aparente, llevando a Eddie a un nuevo nivel de fuerza, siendo esta encarnación, probablemente, la más agresiva de todas.


La fama de Eddie va más allá de las portadas de los discos de Iron Maiden.
De hecho pone "cara" a todo lo que hace la banda inglesa y ha sido protagonista de juegos de ordenador, muñecos, todo tipo de merchandising...

Pero a Eddie solo le faltaba volar, y de eso se ha encargado Bruce Dickinson con el avión de la banda, llamado Ed Force One, y que, por supuesto lleva mucho de Ed.



-- NOTICIA --
El fansite Maiden Norway, dedicado a IRON MAIDEN, publicó recientemente la fotografía que supuestamente habría inspirado al dibujante Derek Riggs a crear al ícono de la banda, Eddie.

Éste es el papá de Eddie :)
Riggs comentó alguna vez la existencia de esta fotografía, para el video '12 Wasted Years' de la banda. Según el dibujante, se trataría de propaganda de guerra publicada durante la guerra de Vietnam, aunque no queda claro si se trataría de la cabeza de un norteamericano en un tanque vietnamita o bien todo lo contrario. Inspirado en esta fotografía, Riggs habría creado el personaje Eddie The Head que finalmente evolucionó hasta convertirse en el Eddie que todos conocemos.

Riggs recientemente publicó un libro con su trabajo, titulado "Run for Cover: The Art of Derek Riggs". La edición es de 180 páginas a todo color, en tamaño grande y de alta calidad, y contiene cerca de 200 obras, algunas inéditas o inconclusas, asi como varios originales utilizados por IRON MAIDEN, obtenidos gracias a la coperación del manager de la banda, Rod Smallwood.

Publicar un comentario