> Guitarras de Leyenda. Fender Jaguar y JazzMaster



Las guitarras del Surf.

Fender Jaguar

Vienen juntas porque son hermanas.
Aunque la Jazzmaster, obra de Leo y Freddie Tavares fue presentada 4 años antes, en la NAMM de 1958, ambas guitarras comparten alma, forma y espíritu.



La arquitectura de la guitarra seguía fielmente la política Fender de hacer guitarras adaptables a cadenas de montajes, algo que chocaba directamente con el gusto del consumidor habitual ya que preferían partes manufacturadas tal y como hacían Gibson y Gretsch o Guild, sus competidoras.
La forma de la JazzMaster conocida como "off-waist" estaba concebida para tocar Jamm sentado rodeado de otras guitarras y músicos. El mástil sigue el estandar Fender escala de 25,5″, 21 A trastes, 7,25″ de radio A y J perfil A con forma t de “C”.

Otra de las innovaciones que presenta la JazzMaster era un doble circuito, uno para cada pastilla, lo que le permitía controla el tono y el volumen de las pastillas por separado y evitaba sumar ruidos que provocaría el hecho de que las pastillas fueran por el mismo circuito.

Las pastillas eran Single Coil, de bobinado simple, pero ese bobinado se hizo de manera diferente, ya que era un bobinado plano y alargado, en contraprestación de las clásicas single Coil que el bobinado era a lo alto. Este cambio les puso el nombre de "wide coil".

Jazzmaster
El puente también trajo cambios con respecto a la Stratocaster ya que idearon un sistema que basculaba en ambos sentidos lo que permitía mantener la guitarra a tono, lo que creo muchas quejas de la Stratocaster. Además instalaron una placa metálica que cuando se accionaba se conseguía un efecto metálico tipo Palm Mute, pero no terminó de gustar y los usuarios optaban por desinstalar dicho sistema.

Los problemas que daba el puente de la Jaguar así como su sistema de trémolo, los cuales funcionaban bien con calibres gruesos pero no con las cuerdas finas (0.10, 0.9) provocaron que la gente instalara los puentes de la Fender Mustang en sus guitarras.

1962 Fender Jaguar


Era la época del Surf, los Beach Boys arrasaban y querían una guitarra adaptada a sus necesidades.
Así que en la NAMM de 1962 se presentó la Fender Jaguar, con un nuevo sistema de puente y trémolo, un mástil más corto de 22 trastes. Esto provocaba un sonido más bruto pero en mi opinión más desenfadado.

Se añadió un interruptor que servía para seleccionar las pastillas abriendolas o cerrandolas pudiendo combinarlas y se añadió un nuevo control llamado estrangulador que le daba un sonido brillante que le hacía destacar sobre otras guitarras cuando se tocaba en Jam sesions.

Éstas guitarras nunca triunfaron entre el público por diversos motivos.
Tened en cuenta que se concibieron como parte de la gama alta de Fender y sus precios así lo atestiguaban, ya que costaban cerca de 350$ de la época que sufría variaciones según el color, etc.

La JazzMaster, pensada para los músicos de Jazz nunca llamó la atención de estos por diferentes motivos.
Las cavidades de la guitarra favorecían al acople. Además, aunque parecida, no era igual que lo que se había utilizado hasta entonces por los Jazzistas, por lo que estos no se fijaron mucho en ésta guitarra.

Fender Jazzmaster
El sonido de éstas guitarras es muy abasallador lo que hacía complicado mezclarla con otras guitarras.
Además la época surf solo duró un par de años antes de entrar el Brit Pop arrasándolo todo.
Para la década de los 70 estas guitarras estaban completamente desfasadas.

La aparición en escena de la música Indie y Grunge catapultó la venta de éstas guitarras por algo muy sencillo. Estas guitarras dejaron de fabricarse en 1977 y las existencias se vendieron durante los siguientes 3 o 4 años, irónicamente, justo antes de que Tom Verlaine de Television, y Elvis Costello comenzaran a crearle un cierto culto a estas guitarras. Desaparecieron del catálogo de Fender durante 10 años y ésto provoco que pudieras encontrar éste tipo de guitarras en las tiendas por unos 100 pavos.

Si te llamas Kurt Cobain y te va el rollo sucio, que solo buscas un sonido decente para después destrozar la guitarra no hay nada mejor que este tipo de herramienta.
Kurt le dio un giro al tema anclando dos Humbucker y cambiando la circuitería.
Este cambio llamo la atención de los chicos de Fender que decidieron sacar un par de modelos con este tipo de pastillas y un par de cambios más.


Publicar un comentario