> Pedales de guitarra, pedaleras, efectos, multiefectos, stomp boxes... Lo que hay que saber


Pedales de guitarra
Hay tantos... y de tantas clases...  y le dan un sonidillo
tan bonito a nuestras "nenas"...

Un pedal de efectos, o stomp box, es un complemento para tocar la guitarra eléctrica. Consiste en un circuito electrónico que produce distintos efectos sonoros. Suele tener forma de pequeña caja (por eso lo de Stomp Box) y es utilizada, no solo por guitarristas, si no también por otros músicos de Cuerda (eternamente famoso el bajista de Metallica Cliff Burton y su intro del For whom the bell tolls). Estos dispositivos alteran la calidad del sonido o timbre de la señal de entrada, añadiendo distintos efectos al sonido producido.

Los más comunes son:




 El pedal se conecta a la cadena de señales usando dos conectores o "Plugs" de 1/4" también llamados "conector de audifonos" pero si vais a una tienda con que pidáis cables de guitarra es suficiente. Son conocidos como Jacks. Algunas cajas de efectos tienen salidas estereofónicas por medio de dos salidas monoaurales y solo algunas tienen conectores estéreo para entrada y salida en uno (aunque esto es poco común). Varios pedales pueden conectarse juntos en cadena, bueno, realmente es lo que se suele hacer para multiplicar las posibilidades. Cuando un pedal está apagado o inactivo, la señal pasa de manera pasiva por el pedal, por lo que no se ve alterada, hacia los otros pedales conectados a la cadena de modo que cualquier combinación de efectos en la cadena pueda ser creada sin tener que conectar y desconectar cajas de efectos al estar en una presentación o ensayo. La señal puede ser direccionada a través de las cajas de efectos con cualquier combinación, pero lo más común es poner la señal de distorsión o el pedal de Wah wah al principio de la cadena; los pedales que alteran el tono o color del sonido en medio; y las cajas que afectan la resonancia, como delay, eco o reverberación al final (ya que si tras un eco se pone una distorsión, aparecerá irremediablemente la distorsión por intermodulación. También pueden ser usados junto con otras unidades de efectos.


Distorsión:
Overdrive (cuya traducción sería simplemente "sobrecarga") es el término inglés empleado en música, principalmente rock para denominar la distorsión controlada del sonido de ciertos instrumentos, normalmente guitarras, con el fin de dotarles de cierta riqueza o un sonido más característico de la música popular moderna. Estos de la wikipedia las vueltas que dan para decir Metal.

Se dice que dicho sonido de guitarras distorsionadas empezó a popularizarse por parte de Kinks. Otros lo atribuyen a The Who debido al sonido roto producido por sus destrozados amplificadores tras los golpes que les proporcionaban en el escenario. En cualquier caso, dicho efecto sonoro ha perdurado y enriquecido enormemente la música eléctrica de nuestros días.

Octavador:
El pedal de efectos conocido como octavador, es usado frecuentemente para realizar solos de guitarra o para agregarle un sonido atractivo a los riff´s del instrumento antes mencionado.

El sonido proporcionado por este pedal, es extremadamente característico, debido a que emula la nota que está siendo tocada por el guitarrista, en una octava más grave o más aguda (según como ha sido programado), sumado al sonido de la nota original, es decir, parecerían dos guitarras sonando idénticamente, en diferentes partes del diapason de la guitarra.
Dentro de los pedales octavadores más famosos vemos al Super Octave de la marca BOSS, o los POG y POG2 de Electro Harmonix.

Compresor:
En el campo del sonido profesional, un compresor es un procesador electrónico de sonido destinado a reducir el margen dinámico de la señal.
Tradicionalmente han sido equipos electrónicos de una o dos unidades de rack, pero desde hace algunos años han aparecido versiones "software" de los mismos.

Un compresor actúa de forma que atenúa la señal eléctrica en una determinada cantidad (medida normalmente en decibelios) y a partir de un determinado nivel de entrada. El objetivo es conseguir que la excursión dinámica resultante sea inferior a la original, proteger ciertos equipos frente a los posibles picos de señal o si se trata de un sonido saturado intentar disimular el error.

En el campo de la música, su uso va desde aplicaciones para grabaciones musicales al sonido directo. Por ejemplo, es frecuente su uso para añadir más pegada al sonido, efecto que se consigue comprimiendo la señal para posteriormente aplicar una ganancia a la salida del aparato, lo cual suele disimular los posibles fallos de interpretación por parte del artista, al menos en cuanto al control dinámico se refiere.
Un compresor es muy recomendable (y con ciertos estilos musicales, indispensable) para cuando se utiliza un bajo eléctrico. El efecto de "slapping" (golpear las cuerdas con el dedo) produce picos de salida extremadamente altos (20dB o 10 veces más que lo normal), que a bajos niveles de salida generan distorsión, y en altos volúmenes (como en recitales) pueden producir serios daños al amplificador, e incluso al altavoz (un exceso de "excursion" puede hacer que el altavoz se desgarre de su suspensión). Incluso en el caso (teórico) de un sistema musical con un rango dinámico infinito, la diferencia, auditivamente hablando, utilizando o no el compresor es imperceptible.

Saturación:
(ver Overdrive) Saturación es un término utilizado en el campo de la música rock para designar el sonido en el cual la distorsión de la señal sonora se hace claramente audible. Esta distorsión puede abarcar desde algo muy ligero, hasta un sonido denso y borroso a la vez, cuya tonalidad se hace casi irreconocible en comparación con la señal original.

La mayoría de los amplificadores de guitarra modernos tienen un preamplificador que puede utilizarse para generar distorsión y al mismo tiempo controlar el volumen la señal de salida mediante la ganancia en etapas posteriores de amplificación. El sonido distorsionado obtenido de una guitarra eléctrica saturada se considera generalmente más aceptable al oído que la distorsión que otros amplificadores de audio podrían crear.

Trémolo:
El tremolo (del italiano tremolo, tembloroso, trémulo) es la fluctuación periódica de un sonido en relación con su volumen o amplitud, que sube o baja, mientras la frecuencia se mantiene constante; es la intensidad del sonido lo que varía, con lo cual se modifica la amplitud del sonido, su volumen o fuerza, no así su altura.

Cuando hay fluctuación periódica en la frecuencia, independiente de la amplitud, lo cual afecta la afinación, se habla de un vibrato.

En el trémolo fluctúa la amplitud del sonido, en el vibrato fluctúa la frecuencia. Un ejemplo de trémolo vocal lo ejecuta el guitarrista y cantante de rock David Lebón al cantar su primer verso en Dale alegría a mi corazón (1990) de Fito Páez.

Se debe tener en cuenta que el registro tremulante del órgano no genera un trémolo, sino un vibrato.
El trémolo también puede ser visto como una sucesión rápida de repeticiones de la misma nota. Es una técnica muy usada en todas las familias de instrumentos, incluidos de cuerda pulsada y frotada, cuyo uso es conocido como una práctica desde el siglo XVII, a través de los instrumentos de cuerda.
El trémolo se indica en la partitura a través de cortas barras horizontales, el número de éstas, dos o tres, indica el valor utilizado en función de la duración de la nota.

Para aclararlo un poco... imagina una metralleta.

Chorus:
El Chorus resulta de mezclar una señal con vibrato con la señal sin procesar. El resultado es similar al de un par de instrumentos que tocan al unísono, de modo tal que uno de ellos se desafine ligeramente.

Pon un grupo de gente a cantar las notas de tu guitarra al mismo tiempo. Vale, no es eso exactamente pero ¿a que así pillas a lo que nos referimos?

Reverberación:
La reverberación es un fenómeno producido por la reflexión que consiste en una ligera permanencia del sonido una vez que la fuente original ha dejado de emitirlo.

Cuando recibimos un sonido nos llega desde su emisor a través de dos vías: el sonido directo y el sonido que se ha reflejado en algún obstáculo, como las paredes del recinto. Cuando el sonido reflejado es inteligible por el ser humano como un segundo sonido se denomina eco, pero cuando debido a la forma de la reflexión o al fenómeno de persistencia acústica es percibido como una adición que modifica el sonido original se denomina reverberación.

La reverberación, al modificar los sonidos originales, es un parámetro que cuantifica notablemente la acústica de un recinto. Para valorar su intervención en la acústica de una sala se utiliza el «tiempo de reverberación». El efecto de la reverberación es más notable en salas grandes y poco absorbentes y menos notable en salas pequeñas y muy absorbentes.

Es probable que la sensación de reverberación en nuestro cerebro esté asociada a la calidez y seguridad que sentía el hombre primitivo hace millones de años atrás, cuando se protegía en las cavernas y convivía diariamente con este fenómeno acústico.1

Delay:
Delay (inglés: retraso) es un efecto de sonido que consiste en la multiplicación y retraso modulado de una señal sonora. Una vez procesada la señal se mezcla con la original. El resultado es el clásico efecto de eco sonoro.

En cualquier módulo de delay sencillo se pueden encontrar los siguientes parámetros de control:
Retraso: Es el tiempo que tarda en producirse un eco, suele medirse en milisegundos o estar sincronizado con un tempo.
Feedback o retroalimentación: Es la cantidad de veces que se repite la señal sonora pudiendo ser cualquier valor entre una e infinito.

Mezcla: Es la cantidad de sonido retrasado que se mezcla con el original.
Estos son los parámetros básicos de cualquier módulo de delay, pero no son los únicos posibles. En módulos más avanzados se pueden encontrar controles como la caída de frecuencias en el tiempo, ajustar varios ecos diferentes, sincronización MIDI, filtrado de frecuencias.
Existen multitud de modelos diferentes de delay, tanto en forma de módulo analógico, como en forma de módulo digital, pero la mayor creatividad se encuentra en los módulos de delay software disponibles para diversas plataformas (VST, DX, RTAS, AudioUnit etc.)

Ecualizador:
Un ecualizador es un dispositivo que procesa señales de audio.
Modifica el contenido en frecuencias de la señal que procesa. Para ello, cambia las amplitudes de sus coeficientes de Fourier, lo que se traduce en diferentes volúmenes para cada frecuencia. Con esto se puede variar de forma independiente la intensidad de los tonos básicos.

Ciertos modelos de ecualizadores gráficos actúan sobre la fase de las señales que procesan, en lugar de actuar sobre la amplitud.

De un modo doméstico generalmente se usa para reforzar ciertas bandas de frecuencias, ya sea para compensar la respuesta del equipo de audio (amplificador + altavoces) o para ajustar el resultado a gustos personales.

Los hay analógicos y digitales, activos o pasivos, paramétricos, gráficos y paragráficos. Los ecualizadores profesionales suelen tener, al menos, 10 bandas. Las normas ISO establecen que las bandas de frecuencia han de ser, al menos, 31, 63, 125, 250, 500, 1000, 2000, 4000, 8000 y 16 000 Hercios.

Estas bandas de frecuencias básicas son controladas por un fader (u otro potenciómetro o control alternativo) que puede atenuar o introducir ganancia hasta en 12 dB, o aún más. Para evitar distorsión por saturación ("clipping"), cada fader cuenta con un diodo LED, que se enciende justo antes de que se recorte la señal.
Los ecualizadores están muy relacionados con los mezcladores ecualizadores y mezcladores.

Wah-wah:
El pedal de wah-wah (o también conocido como simplemente wah) es un tipo de efecto de guitarra y bajo. Consiste en un filtro que pasa altos cuya frecuencia de corte es variable. Cuando esa frecuencia de corte varía de un valor bajo a uno alto, produce un sonido similar a una voz humana pronunciando la palabra "uaaa" (de ahí su nombre). A medida que el pedal es presionado, aumenta la frecuencia de los bajos de la señal que son recortados.

Un wah-wah funcionando correctamente no debe alterar el volumen de la señal.
Hay dos tipos principales de wah-wah:
El efecto que es controlado por el guitarrista mediante la manipulación de un pedal con el pie, que mueve el eje estriado de un potenciometro controlando la frecuencia de corte.-

El Wah-Wah automático. En este caso el pie del guitarrista se sustituye por un oscilador de baja frecuencia (LFO, Low Frequency Oscillator) al que se le debe prefijar una serie de modulaciones y ajustes así como variaciones del "tempo" acordes con el ritmo de la pieza musical.

Flanger:
El flanger es el efecto de sonido que produce un sonido metalizado oscilante, sobre todo en frecuencias medias y altas. El efecto flanger se obtiene duplicando la onda sonora original; una de las ondas se mantiene limpia de procesado, la segunda se desfasa moduladamente, aumentando o disminuyendo su retraso con una oscilación determinada.

Este efecto flanger tiene sus orígenes en las grabaciones magnetofónicas en cinta de bobina abierta. Consiste en mezclar la señal original con una copia retardada en el tiempo, con la particularidad que el retardo es muy breve pero varía de forma periódica.

Los controles habituales en los módulos de procesado flanger son los siguientes:
Retraso: Es el umbral máximo de desfase de la onda duplicada respecto a la original, se suele expresar en milisegundos.

Frecuencia: Es la frecuencia de oscilación del desfase de la onda duplicada.
Profundidad: Es la cantidad de onda original que se mezcla con la duplicada.
Los módulos de procesado flanger pueden ser tanto analógicos como digitales, además de software.
Es el típico efecto futurista.

Boost:
 Se trata de un efecto que incrementa el nivel de señal de la guitarra en el amplificador, para que el previo reciba una señal de más intensidad, saturando antes la válvula del previo. El sistema es distinto, pero se consigue un efecto parecido.

Fuzz:
Según la historia (o quizá leyenda) el Fuzz es el sonido conseguido por The Kinks al conectar dos altavoces rajados en sendos amplificadores "VOX" y que se escucha por primera vez en "You Really got me", tema que supuso el inicio del hard rock. Luego repetido, por ejemplo, en el riff de Satisfaction de los Stones, y llevado a un pedal usado por legendarios guitarristas, el más conocido Jimi Hendrix.

El Fuzz pertenece al grupo de efectos que podrían denominarse "distorsión".

Sustain:
Un pedal de compresión también puede prolongar el sustain aumentando la señal a medida que la nota se debilita, pero sin distorsión. Al tocar, escucha que las notas duran por más tiempo. Típicamente, los compresores le permiten controlar lo que se denomina el umbral (límite más alto y el más bajo) y la rótula (knee), la cual es la velocidad en la cual la señal se aumenta o atenúa.

Phaser:
Phaser es un efecto de sonido, similar al flanger. La señal se dobla y luego se le aplica un retraso. Al sumarla con la señal original se produce un efecto phasing de molulación entre una señal y la otra. La diferencia principal con el Flanger, es que las cancelaciones de fase de "Phaser" son exponenciales (1, 2, 4, 8, 16, etc) y las del Flanger" no (1, 2, 3, 4, 5, etc).

Son llamados pedales porque están situados en el suelo y tienen grandes botones en la parte superior que son activados presionando con el pie, dejando de este modo libres las manos para poder seguir tocando. Algunos pedales, como los wah-wah o los de volumen, también son manipulados mientras están en operación moviendo una plataforma para el pie que a su vez activa un potenciómetro, incluso, en pedales más modernos este mecanismo se ha remplazado por un sistema óptico que evita el desgaste de las piezas y el posterior ruido.

El pedal se conecta a la cadena de señales usando dos conectores o "Plugs" de 1/4" también llamados "conector de audifonos". Algunas cajas de efectos tienen salidas estereofónicas por medio de dos salidas monoaurales y solo algunas tienen conectores estéreo para entrada y salida en uno (aunque esto es poco común). Varios pedales pueden conectarse juntos en cadena. Cuando un pedal está apagado o inactivo, la señal pasa de manera pasiva por el pedal, por lo que no se ve alterada, hacia los otros pedales conectados a la cadena de modo que cualquier combinación de efectos en la cadena pueda ser creada sin tener que conectar y desconectar cajas de efectos al estar en una presentación o ensayo. La señal puede ser direccionada a través de las cajas de efectos con cualquier combinación, pero lo más común es poner la señal de distorsión o el pedal de Wah wah al principio de la cadena; los pedales que alteran el tono o color del sonido en medio; y las cajas que afectan la resonancia, como delay, eco o reverberación al final (ya que si tras un eco se pone una distorsión, aparecerá irremediablemente la distorsión por intermodulación. También pueden ser usados junto con otras unidades de efectos.

Orden de los pedales:
1- Compresor
La función del compresor es “igualar” el sonido, es decir, reducir los picos de volumen alto y aumentar los de volumen bajo de la guitarra. Atenúa la señal que recibe para ajustarla a unos parámetros que previamente hemos decidido.

2- Distorsión y saturación
Los pedales de distorsión, overdrive y saturación han de colocarse en primera posición y justo después de la guitarra. Básicamente, queremos que la distorsión no se aplique a los efectos que colocaremos después, sino solamente al sonido que recogemos de la guitarra.¡

3- Ecualizaciones / Wha Wha
El motivo por el cual incluimos el Wha Wha en el mismo punto que las ecualizaciones es porque en el fondo, el Wha lo que hace es modificar las frecuencias del sonido al subir/bajar el pedal, similar a lo que podemos hacer con la ecualización. Ubicar aquí el pedal de ecualización tiene como fin (de forma muy resumida) conseguir potenciar o retocar las frecuencias del sonido distorsionado que llega de los pedales de distorsión o saturación.

4-Delay
El Delay, como todos sabéis repite el sonido de la guitarra X veces, con distintos parámetros de configuración. Bien, nos interesa repetir el sonido distorsionado y ecualizado, pero no nos interesa añadir a este delay los efectos que irán más adelante, como puede ser un Reverb o cualquier efecto de modulación (flanger, phaser, chorus…), un reverb repitiendose no sonaría demasiado bien, ¿verdad?

5-Efectos de modulación
Los efectos de modulación para guitarra más conocidos son el flanger, chorus o el phaser. Si pusieramos estos efectos antes de la distorsión emborronarían mucho el sonido, lo que nos interesa es que añadan sus características de forma sutil al sonido


6-Pedales de volumen
Tiene sentido que el pedal de volumen esté cerca o al final de la cadena ya que su función es bajar o subir el volumen de la guitarra, y no quedaría demasiado bien bajar por ejemplo solamente el sonido de la distorsión y dejar al volumen original los demás sonidos como el del delay, efectos de modulación, etc. (esto ocurriría si pusieramos el pedal de volumen entre la distorsión y los demás efectos).

7-Reverb
Quizás la ubicación del reverb sea algo más personal, pero lo ideal es colocarlo después del pedal de control de volumen ya que es un efecto que no nos interesa “cortar” su sonido al bajar el pedal de volumen, se comporta de forma independiente a los demás efectos.

Básicamente esto es una buena base que debemos conocer a la hora de configurar el orden de los pedales de nuestra pedalera. Si alguien conoce algún otro orden interesante o cree que se puede corregir alguno de los citados los comentarios están abiertos para completar el artículo. Un post interesante pero en inglés que hablan más detalladamente de esto: masht.com
Publicar un comentario