> Slayer, siempre en lucha.

Cuando mantenerse en pie es la única opción

Gary Holt y Paul Bostaph, nuevas incorporaciones.

Gary Holt sustituye al recientemente fallecido Jeff Hanneman
y Paul Bostaph vuelve a Slayer sustituyendo a Dave Lombardo

Sabes que bajo ese Lifemotive tienes el futuro asegurado. No sabes que tipo de futuro, pero tienes futuro.
Eso es lo que deben de pensar en Slayer y lo que les ha llevado a ser leyenda viva y referencia del Thrash.
El futuro de la banda está asegurado, de hecho sacan disco a finales de este 2013. 
La pregunta es, ¿como será ese futuro con los nuevos cambios?.


La parte más trágica de lo acontecido en la banda en los últimos tiempos (y me refiero en los últimos 2 o 3 años) han sido los problemas de salud de Jeff Hanneman que terminaron tristemente con su vida.

Cuando hace dos años, la maldita araña envenenó a Jeff y le produjo serias lesiones, todos teníamos la esperanza de que no fuera nada, solo un susto. ¡¡Hace falta algo más que una araña para acabar con un tipo que ha atravesado el infierno!! Y así iba siendo hasta que el auténtico problema de Jeff dio la cara. Su adicción al alcohol le provoco una insuficiencia hepática que terminó con su vida.

Durante estos dos años causó baja del grupo y fue sustituido por Gary Holt.
Gary Holt (Exodus, Slayer) cumplió de manera sobresaliente con su papel en Slayer, pero siempre iba acompañado de esa molesta etiqueta que le declaraba sustituto de Jeff, y cuando éste volviera Gary tendría que dejar el grupo. Desgraciadamente (por lo que significa) Jeff nos abandonó.
Ahora, ¿que pasará con Holt?. Era el sustituto lógico ya que durante dos años ha estado girando con Slayer, conoce el trabajo, el grupo... el problema es que su proyecto principal es Exodus y lo antepuso. Solo seguiría en Slayer si le permitían seguir con Exodus.
Llegados a este punto hay que ver la capacidad que tiene Holt para, primero quitarse la etiqueta de sustituto y convertirse en parte integrada de Slayer, y segundo hacer ver a los fans de Slayer que no son segundo plato y que se dejará la piel por el grupo. En mi opinión no tengo ninguna duda, todo saldrá bien y Slayer seguirá con paso firme sobre los escenarios.

Pero no queda ahí la cosa, ya que Gary no será la única incorporación al grupo.
Según anunciaron en la web oficial tanto Tom Araya como Kerry King, Dave Lombardo causa baja de Slayer y será sustiuido por un viejo amigo de la banda, Paul Bostaph.

Ésta apuesta es sobre seguro. Bostaph fue miembro de Slayer desde 1992 hasta 2001 trabajando en 4 discos de estudio Divine Intervention (1994) que fue disco de oro, (1996) Undisputed Attitude, Diabolus in Musica, (1998), God Hates us All (2001) Premio Grammy "Best Metal Performance," y el DVD War at the Warfield (2001). 
Bostaph se muestra muy emocionado de volver a la banda, ya que según reconoce, pasaron muy buenos años juntos.

Pero... Que ha pasado con Dave Lombardo?


No me gusta especular y no quiero que esto se tome como una noticia. Es simplemente un rumor más que corre entre los pasillos del cotilleo.
Parece ser que el problema de Dave Lombardo con Slayer es de índole económica.
Ya fue sustituido en la gira australiana por Jon Dette (que además colaboró al mismo tiempo con Anthrax).

Este es el comunicado que Dave Lombardo publicó en dicha ocasión:
"Quiero pedir disculpas personalmente a todos nuestros fans en Australia que han comprado entradas para la gira esperando verme como siempre a la batería.
Para que todos sepáis la verdad, al final de la jornada del día 14 de febrero, se me notificó que no tocaría la batería en la gira de Australia. Estoy muy entristecido y para ser honestos, muy sorprendido por la situación.
El año pasado descubrí que el 90% de los beneficios de las giras de Slayer estaban siendo usados para “gastos”, incluyendo los honorarios para pagar la gestión de la banda, costándonos millones de dólares y dejándonos un 10% o menos para repartir entre nosotros cuatro. En mi opinión, ésta no es la manera en la que los negocios de una banda deberían funcionar. Intenté hacer algo diciéndoselo a mis compañeros de banda, y Tom [Araya, bajista y cantante] y yo contratamos a unos auditores para descubrir qué pasaba, pero se me negó el acceso a información detallada y copias de seguridad necesarias.
Me pasé las vacaciones de Navidad y Fin de Año dándome cuenta de que había estado de gira por todo el mundo en 2012, pero todavía no me habían pagado (salvo un pequeño avance) ni me dieron una contabilidad apropiada por este año lleno de sudor y sangre. Aún por encima, me dijeron que no me pagarían hasta que no firmase un contrato de larga duración que no me daría mucha seguridad de cuánto o sobre qué base se deducirían comisiones, ni me daría acceso a temas financieros. También me prohibía hacer entrevistas o dar comunicados relacionados con la banda, bajo orden de mordaza.
El pasado lunes me senté con Kerry [King, guitarrista] y Tom para ensayar para Australia y les propuse un nuevo modelo de negocios que pensaba que sería lo mejor para Slayer para protegerse a sí misma como banda y así nosotros poder hacer lo que mejor se nos da: tocar para los fans. Kerry dejó claro que no estaba interesado en hacer cambios y dijo que si quería discutir ese asunto, él buscaría otro batería. Este jueves, llegué a los ensayos a la 1 de la tarde como estaban programados, pero Kerry no apareció. En vez de eso, a las 18:24 recibí un correo de los abogados diciendo que estaba siendo reemplazado para las fechas de Australia.
Tengo la certeza de que podemos resolver nuestros problemas, pero una vez más, pido perdón sinceramente a todos nuestros fans de Australia que gastaron su dinero esperando ver a los tres de los miembros originales de Slayer. Espero veros en un futuro."
Se intentaron acercamientos sin resultados positivos. Así que la ruptura se ha hecho oficial y con pintas de ser duradera. Las lenguas viperinas aseguran que si no ha habido respuesta oficial de Slayer es pq realmente Dave tenía razón en sus afirmaciones.

Ahora bien, con todos estos cambios, ¿Como pinta el futuro de Slayer?

Duro pero saldrán adelante. El nuevo disco está muy avanzado y servirá de homenaje a Jeff.
Se confirmó que Jeff trabajó tanto en la composición como en el sonido del disco, por lo que tendrá su toque. La grabación del mismo servirá para unir a una banda que "vuelve" a juntarse después de la guerra.
Y me juego el cuello a que sonará a aquello que Slayer quiere que suene, sin excusas, será el disco que ellos quieran sacar.

Aunque se puede decir que tienen dos incorporaciones nuevas (el 50% del grupo) la realidad es que los cuatro son viejos conocidos que ya han trabajado juntos y saben compenetrarse.

Hoy mismo empiezan en Varsovia su gira Europea, lo que les servirá para engrasar la maquinaria.
A mi parecer, el futuro de Slayer se presenta duro, muy duro. Pero tienen las armas necesarias para seguir reinando.
Publicar un comentario